De qué manera la apicultura y las abejas pueden ayudar en la RSC de tu empresa

Todos sabemos que las abejas y sus colmenas son objeto de seguimiento, admiración y estudio por parte de propios y extraños. Pero, ¿y si además fuera capaz de inspirar y motivar, al mismo tiempo que educar y servir de ejemplo, a organizaciones humanas como son las empresas y los miembros que la conforman? ¿Y si además lucháramos contra su desaparición?

Porque estos insectos antófilos (gr. que aman las flores),

  • Tienen vocación de servicio: destacan por su trabajo productivo, eficaz, higiénico y de perfección inigualable en el contexto del reino animal.
  • Funcionan como un equipo, por encima de las individualidades.
  • Tienen una capacidad de trabajo asombrosa.
  • Producen un abanico de productos relevante y de muy alta calidad: nos referimos a la miel, el propóleo, la jalea real, o la cera.
  • Comunican mejor que nadie, dentro del grupo de insectos polinizadores: las abejas son consideradas las más eficientes dentro de su grupo, pues tienen desarrollados complejos sistemas de comunicación interna entre las obreras de su colmena, siendo capaces de transmitir información sobre abundancia de néctar y sus horarios de producción en las plantas.
  • Ante todo, no son egoístas: una obrera, por su carácter intrínseco, reconoce a la otra como parte fundamental del proceso productivo total.

Ahora, imaginemos trasladar estos valores a los de la compañía. En otras palabras,

  • ¿Y si las abejas sirvieran como elemento de inspiración a sus trabajadores
  • ¿Y si las apicultura sirviera como elemento de conexión con la naturaleza o para hacer equipo con los compañeros – Team Building?
  • ¿Y si la apicultura fuera una de las verticales de la Responsabilidad Social Corporativa, por la importancia que tiene para la supervivencia de la vida tal y como la entendemos hasta ahora?
  • ¿Y si además de todo lo aquí descrito, podemos demostrar a través de la digitalización de las colmenas, cómo podemos mejorar nuestros procesos productivos?

Desde Global Bee Project proponemos mostrar como un oficio tan ancestral como el de la apicultura también se puede digitalizar, y servir de ejemplo a los empleados para sus procesos internos en su día a día: en otras palabras, estamos hablando de explicar cómo se aterriza y se aplica la digitalización en las empresas a través de la apicultura.Por otro lado, no debemos olvidar que las abejas están gravemente amenazadas por fenómenos bióticos (la avispa asiática, la varroa) y abióticos (productos tóxicos y agroquímicos, los microplásticos o el cambio climático), y su disminución paulatina puede tener efectos devastadores en nuestro modo de vida, tal y como lo entendemos hasta ahora. Las tecnologías que proporciona Global Bee Project también sirven para entender síntomas y analizar la causa raíz a cada una de estos problemas.

¿Y qué gana la empresa con todo esto? Pues hay mucho intangible que debe ser considerado, como por ejemplo:

  • Aportar un valor diferencial a través de un insecto, la abeja, del que todos dependemos
  • Mejorar la reputación empresarial: ¿Quién no quiere luchar contra su muerte masiva?
  • Servir de elemento diferenciador a la hora de captar nuevos clientes, y fidelizar a los existentes.
  • En paralelo, fidelizar a los trabajadores y ayudar al sentimiento de pertenencia.
  • Fomentar la innovación: reunir en una misma ecuación apicultura, innovación y RSC.
  • Aumentar la posibilidad de contrataciones públicas y favorecer las candidaturas a premios y reconocimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *